La esperanza de Bolivia está en los emprendedores

229

Iniciando el segundo mes y contando, en el que la Revista Digital Emprendedores Bolivia ha publicado más de 35 artículos, informando sobre ciencia, innovación y tecnología, tuvimos una gran acogida por lectores movidos por la misma pasión que nos motiva a informar y cubrir noticias relacionadas al mundo del emprendimiento local y nacional.

¡Julio se nos pasó volando!… presenciamos dos grandes eventos, el primero fué el eCommerceDay, consolidándose como un referente para la actualización de profesionales en el sector de los negocios digitales en latinoamérica, el segundo ya finalizando el mes, HackBo que a mi parecer el más exitoso, no solo por su convocatoria y por su atractivo ante los medios de comunicación, sino por el significado en su objetivo y misión.

Comenzamos Agosto, envuelto en noticias de toda índole, Apple se convierte en la primera empresa en valer 1 Trillón de dólares, pero el hombre más rico del mundo es Jeff Bezos, CEO de Amazon; las protestas de taxistas que van en contra de las aplicaciones de taxis invadió también Santa Cruz, pero cada vez hay más inseguridad en las calles por no tener control de las personas que conducen los servicios de transporte público en nuestra ciudad, Andrés Oppenheimer vaticina el fin del 50% de las profesiones que hoy conocemos gracias a la automatización y la tecnología, pero nuestros colegios y universidades siguen enseñando las mismas cosas que hace 30 años. Lo cierto es que estamos viviendo una paradoja social, más aún cuando no nos damos cuenta que la tecnología avanza más rápido que nuestra imaginación.

El novelista y escritor de ciencia ficción Sir Arthur Charles Clarke escribió en 1962 un libro denominado Perfiles del futuro, en donde se dan a conocer las famosas leyes de Clarke, la tercera de ellas dice así: “Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Es claro que si no nos interesamos en comprender la tecnología, todo nos resultará magia, pero cómo hacerlo si nuestras leyes, maestros y empresarios siguen castigando a la sociedad enseñando y manejándola de la misma forma que en 1962? (Año en que se escribió “Perfiles del Futuro”).

Ya no creo que estemos en la posición de echarle culpas a los gobiernos, a los maestros, a los taxistas o a los empresarios; lo primero es la educación y está en nuestras manos educarnos y educar a nuestros hijos, que son la nueva generación de emprendedores. Con la era de la información hay millones de recursos disponibles para aprender nuevos oficios, aprender sobre nuevas tecnologías, opinar y hacer la diferencia… y lo mejor de todo… “¡ES GRATIS!”.

Por eso aplaudimos todo evento donde se incentive la ciencia, la innovación y la tecnología, y por eso creamos este espacio (EMPRENDEDORES.BO),  en donde no solo se opina sobre estas temáticas, sino que promovemos, incentivamos, enseñamos y colaboramos con otras instituciones para difundir buenas noticias y empoderar a nuestros emprendedores bolivianos.

Haremos camino al andar, la historia nos ha enseñado que la sociedad se construye a través del emprendimiento y que la educación ya no es sólo enseñar a leer y escribir, o aprender la tabla de sumar, restar, multiplicar y dividir, o aprender a escribir con buena ortografía o que la contabilidad es sólo cuestión del debe y el haber.

Tenemos el deber social y moral de incentivar el emprendimiento en el lugar que estemos, seamos parte de un gobierno local, regional o nacional, seamos parte de una institución educativa, dueños de empresa o representando una organización, inclusive siendo padres de familia enseñando a nuestros hijos sobre el significado de las palabras “innovación”, “creatividad”, “resilencia”, “éxito” y “fracaso” tanto como ciencias, tecnología o programación.


Si formas parte de una institución gubernamental pelea por el respeto a la democracia, y promueve leyes justas e inclusivas, que permitan hacerle la vida más fácil al ciudadano, al emprendedor y al empresario que son quienes inyectan economía limpia a nuestra comunidad.En éste mes, en el que por nuestro aniversario patrio recordamos 193 años de libertad e independencia, el mejor regalo para Bolivia es liberarla de la tiranía y de la ignorancia, a través de la educación y el emprendimiento, y la mejor de las noticias es que existen muchísimas formas de hacerlo, independiente de la situación en la que estés.

pelea por el respeto a la democracia, y promueve leyes justas e inclusivas

Si formas parte de una institución educativa, lucha por que se enseñen materias relacionadas a la ciencia, tecnología e innovación a todos por igual, se puede desde la edad pre-escolar hasta la universitaria. Que en los colegios enseñen “Programación” en lugar de “Sólo computación”, que se enseñen “Lógica y Algoritmos” en lugar de “Sólo Matemáticas”. Que todas las carreras universitarias tengan en sus pensum materias como “Ciencias de la Computación”, “Programación”, “Lógica Computacional” o relacionadas, y cuando digo “todas” quiero decir “TODAS”, así sean carreras del área tecnológica, empresarial, social, artística, culinaria, etc. Promueve la colaboración entre Universidades, no pienses tanto en cómo encontrar vínculos con Universidades extranjeras (eso es buenísimo también), piensa cómo pueden colaborar entre Universidades de la misma ciudad, tal y como lo hacen MIT y Harvard!

Promueve la colaboración entre Universidades

Si formas parte de una institución privada, apoya iniciativas de intraemprendimiento, nunca sabrás si dentro de tu institución tienes una mente innovadora que mejore los procesos de producción o cree productos fabulosos, dale la oportunidad a tus funcionarios, arriésgate, escúchalos y cree en ellos!. Y si eres de los que toman decisiones en un directorio empresarial, decide apoyar organizaciones o eventos que promuevan la ciencia, la tecnología y el emprendimiento!, como muchos otros están comenzando a hacerlo.

Y si eres taxista… pues usa UBER, TaxiNet o EasyTaxi y le estarás haciendo un favor a la sociedad y tu familia.

En tu familia promueve la creatividad, no condenes el fracaso, celebra el aprendizaje del mismo, cuesta mucho levantarse de un revés como para seguir recordándolo y echarlo en cara y cuesta más volver a intentarlo (hablo por experiencia propia); no castigues a tu hijo por el dinosaurio que dibujó en tu pared, es probable que tu hijo sea un artista!. No castigues el cero en matemáticas o ciencias naturales, es probable que tu hijo sea un gran deportista o un gran chef.

Desde nuestra posición nuestro mejor regalo para Bolivia será seguir en la lucha por crear un Ecosistema de Innovación y tecnología a través de lo que mejor sabemos hacer… “EMPRENDEDORES”.

 

Walter J. Méndez
Emprendedor